Alquiler social: Qué es, requisitos y cómo solicitarlo

¿Cuáles son los requisitos del alquiler social? ¿Dónde y cómo puedo solicitar una vivienda social? ¿Existen pisos de alquiler social en mi ciudad? Todas las respuestas a estas y otras preguntas a continuación.

Vamos a contarte de que trata el alquiler social y los requisitos que debes tener para poder solicitar una vivienda con estas características. Todos aquellos que hayan podido perder su vivienda por no haber podido pagar la hipoteca, pueden optar por el Fondo Social de Viviendas FSV. Consulta estas y otras ayudas al alquiler activas en este momento en tu ciudad.

Pisos alquiler social

¿Qué es el Fondo Social de Viviendas en alquiler?

Este Fondo Social de Viviendas es una medida creada por un convenio en el cuál participan varios Ministerios, caso del de Economía y Competitividad, el de Sanidad o el de Servicios Sociales e Igualdad, así como diversos bancos y cajas de ahorro. Todas estas familias pueden optar por el arrendamiento de estas viviendas del FSV en régimen de alquiler siempre y cuando cumplan una serie de requisitos, entre los que destaca estar en riesgo de exclusión social.

¿Quien puede beneficiarse del alquiler social?

Quienes perdiesen su vivienda habitual después del 31 de diciembre de 2017 y a favor de alguna de las entidades de crédito participantes en el convenio. Además de esto, las personas tienen que encontrarse en alguna de estas situaciones:

  • El procedimiento de ejecución hipotecaria debe haber dado lugar a una adjudicación de vivienda, pero todavía no se ha producido el desalojo.
  • Se ha desalojado la persona o personas por medio de una demanda de ejecución por impago de la hipoteca o un préstamo no hipotecario.
  • Se haya producido una dación el pago, pese a que todavía no se haya dejado la vivienda.

Todo esto hace que tenga importancia que la vivienda en cuestión se haya perdido a favor de alguno de los 33 bancos y cajas que participan en este FSV para poder optar al alquiler social.

Requisitos para solicitar un alquiler social

Las personas interesadas que deseen solicitar una vivienda, además de estar en alguna de las situaciones que hemos mencionado antes, deben reunir una serie de requisitos antes de complementar la solicitud.

Los ingresos que se perciban no pueden estar por encima tres veces del IPREM. Este límite podemos aplicarlo también al caso en que varios miembros de una misma unidad familiar estén percibiendo rentas, por lo que el conjunto de ingresos totales no va a tener que superar esta cifra.

El límite se aplicará cuando varios miembros de la unidad familiar perciban rentas, lo que hace que el conjunto de ingresos totales no tenga que superar dicha cifra. Tampoco puede ser propietario de una vivienda, ni él ni ninguno de los miembros de la unidad familiar.

Además de esto, tiene que encontrarse en alguno de estos supuestos:

  • Formar parte de una unidad familiar que tenga hijos menores.
  • Familia monoparental que tenga al menos dos hijos a su cargo.
  • Alguno de los miembros de la unidad familiar tendrá que tener un grado de discapacidad de un 33% o más o que esté incapacitado para el trabajo.
  • Encontrarse en situación de desempleo o que no perciba ningún tipo de prestación al haberlas agotado en su totalidad.
  • Que alguno de los miembros de la unidad familiar haya sufrido violencia de género.
  • Que sea una persona que esté en una situación de dependencia o tenga alguna clase de discapacidad en donde la vivienda sea fundamental para su autonomía según los servicios sociales.
  • Tener más de sesenta años.
  • Persona que por un aval haya debido de asumir algunas deudas de los hijos o nietos y se encuentre jubilado o prejubilado.
  • Casos en que otra persona esté en una situación vulnerable detectada por los servicios sociales, ONGs, entidades de crédito y que cuenten con la debida justificación.

Fondo Social para la Vivienda

Condiciones de los arrendamientos en viviendas y pisos sociales

El alquiler social deberá tener las siguientes condiciones. La renta del alquiler deberá estar entre 150 y 400 € al mes. El límite son el 30% de las rentas totales de la unidad familiar, no pudiendo destinar la familia más del 30 % de los ingresos netos para el alquiler de la propia vivienda social.

Es posible que en algunas ocasiones en las que haya una situación de especial necesidad, las entidades de crédito se encarguen de ofrecer una renta que esté por debajo de la estipulada.

El contrato de alquiler va a tener una duración inicial de dos años, que puede prorrogarse un año más siempre que se continúen reuniendo los requisitos y demás condiciones para poder beneficiarse de una vivienda social.

Hay que tener bien claro que la persona beneficiaria del alquiler social va a tener que destinar el inmueble a su vivienda habitual.

¿Dónde se puede solicitar un alquiler social?

Si te encuentras en alguna de las condiciones a que hemos aludido antes, tendrás que dirigirte a la entidad de crédito que corresponda, solicitándose desde el banco o la caja de ahorros. Algo que hay que pensar, es que cada entidad crediticia va a dar preferencia a las familias que se encuentren en una situación mayor de vulnerabilidad o exclusión social.

El banco va a poder solicitar a servicios sociales los informes que considere oportunos para poder determinar la situación en la que están los solicitantes. Antes del fin de cada trimestre, las viviendas se asignan a las familias que lo hayan solicitado.

Encuentra subvenciones y ayudas para el acceso a la vivienda.

 

Ayudas y Subvenciones

Fuente imagen de portada: Defensordelpuebloandaluz.es

Join the discussion One Comment

Leave a Reply