Tengo una idea de negocio, ¿y ahora qué hago?

By 28/07/2017Consejos

¿Tienes una idea de negocio pero no sabes por dónde empezar? Descúbrelo ‘pasito a pasito’ en este post, una guía simplificada sobre cómo llevar a cabo una idea de negocio y hacerla realidad. ¿Estás list@? ¡Pues vamos allá!

ideas-de-negocio

Dar con la idea de negocio, la semilla de todo

Si ya tienes una idea rondando tu cabeza no te preocupes (en exceso) ya que atesoras lo más importante y algo que es, o puede llegar a ser, único: tu idea.

¿Aún no tienes tu idea?

Deja volar tu imaginación, piensa en que te gustaría dedicar tu vida profesional, cuáles son tus puntos fuertes, dónde puedes a portar tu granito de arena… y verás cómo, casi sin darte cuenta, en menos de lo que esperas empezarás a plantar las semillas de tu proyecto.
 

Pero, ¿Idea de negocio = Éxito?

 

Ni mucho menos. Por lo que si quieres hacer de tu idea una realidad, prepárate para una carrera de obstáculos tan dura como apasionante. Pero como decía, partes con la ventaja de que ya tienes algo que ronda en tu cabeza, aunque si no fuera así, tampoco sería un drama…

En cualquier caso, antes de llegar al momento de la verdad y lanzar tu producto (o servicio) al mercado hay un sinfín de aspectos que debes conocer, aunque no te asustes!… vamos a ir despacito, y en este post te pondré los deberes que te servirán para ir despejando el alud de dudas que te arrollarán durante el apasionante (e inquietante) proceso de crear tu empresa.

 

Desarrolla, desarrolla y desarrolla tu idea

 

Tienes la idea, pero… ¿tienes una buena idea? No te precipites,  aunque parezca fácil llegar a una respuesta es preciso que la sustentes con datos objetivos. Con eso evitarás dejarte llevar por una ilusión desmesurada y que te estrelles antes de empezar.

Una buena idea tampoco es garantía de éxito sin no encuentras el segmento de clientes dispuestos a pagar por tu producto.

Tengo una idea de negocio

www.blog.andaluciadigital.es 

 

Validar mi idea de negocio: El Modelo de Canvas

 

Uno de los métodos más reconocidos y que no falta en la libreta de todo emprendedor es el Modelo de Canvas. Presentado por Alexander Osterwalder en 2010 te permite, de una forma gráfica y muy sencilla, desarrollar un negocio a través de nueve capítulos relacionados entre sí y que constituyen los pilares de cualquier empresa: viabilidad, producto, cliente e infraestructura.

Coge un papel o, mucho mejor, una cartulina bien grande y lápiz. Dibuja los 9 segmentos del modelo a lo largo del cartón y ¡que no te falten los Post-it®!.

Cómo emprender un negocio

Fíjate que en el centro del modelo tienes la propuesta de valor, es decir, cómo vas a enamorar a tus clientes potenciales. Unos clientes a los que vas a tener que dirigirte para llamar su atención y hacerles llegar tu oferta, todo ello a la derecha del modelo. A la izquierda se concentran los aspectos clave sin los que el modelo no puede funcionar. Y debajo se definen los números.

¿Ya estás situad@? Pues ahora empieza lo divertido… vamos a resolver algunos interrogantes.
 

Pregunta 1 | ¿A quién le puede interesar mi producto?

 
Llámalos como quieras: clientes, usuarios, seguidores, consumidores, evangelizadores… sin ellos no tienes nada. Y ‘solamente’ con una buena idea no te van a caer del cielo.

Focaliza y no des palos de ciego. Da con el perfil adecuado para tu propuesta de valor. Se meticuloso, haz un retrato de tu cliente, entiéndelo y asegúrate de que tu producto está hecho para él.

Dos  modelos que se complementan: Enfoque a producto vs. Enfoque a cliente

 

Pregunta 2 | ¿Por qué van a escogerlo?

 
Cubre una necesidad o créala. Diferénciate y mejora algo que ya existe. Rompe tabús e innova. Sea como sea, llama la atención, aporta ‘algo’ que supere las expectativas y te haga singular.

Busca tu segmento y exprímelo. Descubre por qué estarían dispuestos a pagar y, cuando lo tengas, trabaja para prolongar vuestro ‘enamoramiento’ y fidelízalo. Llegar arriba no es nada fácil, pero mantenerte lo es aún menos. Persiste.
 

Pregunta 3 | ¿Cómo lo voy a presentar?

 
Descubre dónde está tu cliente, cómo se comunica, con qué lenguaje y cuáles son sus preferencias. Todo parte del conocimiento. Si tienes claro a quién te diriges, crear la carta de presentación más adecuada es menos traumático.

El ‘packaging’ que elijas repercutirá directamente en tu estructura de gastos y en los márgenes de la empresa, por lo que procura buscar un equilibrio que te proporcione la mayor difusión, atracción y rentabilidad.
 

Pregunta 4 | ¿Cuál será la vía de comunicación con mis clientes?

 
Conoce tu nicho, hazle sentir que es único, háblale de tú a tú, preocúpate por sus necesidades y facilítale la vida. Decide que quieres transmitir y valora cuál es el canal más apropiado.

Cara a cara, por teléfono, correo electrónico, publicidad, mediante empresas de comunicación… tienes un amplio abanico de posibilidades y encontrar la combinación correcta es cuestión de ensayo y error.

No temas confundirte. Rara vez se alcanza el éxito sin fracasar por el camino

 

Pregunta 5 | ¿De dónde salen los ingresos?

 
Tan importante es determinar la entrada de ingresos de tu modelo de negocio como establecer el sistema de cobro a los clientes. Se flexible, pues se trata de una cuestión que seguirá su evolución hasta que des con la fórmula adecuada.

En función del modelo de negocio tus ingresos saldrán de un bolsillo u otro. Decide cuál va a ser tu margen, ajústalo y céntrate en los números hasta que alcances la rentabilidad deseada.

INGRESOS ≠ COBROS

financiar-idea-de-negocio

Guiadomilhao.com

 

Pregunta 6 | ¿Cómo financio el proyecto?

 
Tras la inversión inicial tendrás que hacer frente a pagos a proveedores, personal, etc. de forma recurrente, por lo que debes conocer cuál es el flujo de entradas y salidas en tu tesorería.

Para ello es muy recomendable crear un presupuesto de tesorería y actualizarlo cada semana con el fin de 1) no perder de vista la realidad del proyecto y 2) decidir que método de financiación es el más adecuado para la empresa.

Aumenta entre un 10-20% tus necesidades financieras para que no te tumbe cualquier imprevisto.

 

Pregunta 7 | ¿Cuáles serán los cimientos del negocio?

 
Los medios con los que cuentes van a determinar la viabilidad del proyecto y el tiempo de vida de la empresa. Valora que recursos físicos, virtuales, humanos y técnicos que precisas para hacer realidad tu idea.

Cada modelo de negocio tiene sus singularidades, si bien hay más elementos comunes de los que imaginas. Empieza por lo básico, crea una base sólida y crece.

Producto Mínimo Viable (PMV)

 

Pregunta 8 | ¿Con quién debo llegar a acuerdos?

 
Arrancar por tu cuenta o de la mano de socios estratégicos, ya sea a nivel económico o técnico, dependerá del tipo de negocio, de las necesidades del mismo y, no menos importante, de tus ‘limitaciones’.

Reflexiona sobre cómo quieres que sea tu negocio y que necesitas para lograrlo y, si decides buscar alianzas, déjate de inventos, rodéate de los mejores y huye de los ‘amiguismos’ (aunque en algunas ocasiones pueden coincidir).
 

Pregunta 9 | ¿Cuánto me va a costar arrancar?

 
Para que no te quedes sin recursos antes de tiempo es imprescindible que determines todos los costes, como mínimo, hasta que empieces a generar tus primeros ingresos y no dependas exclusivamente de la financiación inicial.

También deberás hacer una estimación detallada de tus ingresos para saber en qué momento empezarás 1) a recuperar la inversión y 2) a obtener beneficios. Y todo ello sin perder de vista la tesorería, así que crea un buen plan económico!.

Conoce tus ingresos, costes fijos y variables y busca el PUNTO de EQUILIBRIO

 
Evidentemente no existe una sola respuesta válida a cada pregunta y las posibilidades pueden tender al infinito, por lo que es muy importante que te centres para llegar a un Producto Mínimo Viable (PMV) que cumpla las expectativas del mercado y que llame la atención del consumidor o, de lo contrario, perderás las oportunidad de dar una primera buena impresión, y ya sabe lo que dicen de las ‘primeras impresiones’

 

Divertido ¿verdad?  … pues sólo me queda animarte para que empieces a trabajar en tu idea y, si te encallas en algún momento, no dudes en contactar con nosotros.

 

Imagen de portada: Plusempresarial.com

Leave a Reply